EL TAROT

La Qabalah hermética realiza un estudio muy minucioso de las letras hebreas. Estas las presenta desde las herramientas llamadas Claves del Tarot. No son solamente una herramienta adivinatoria, que la Qabalah hermética no le da apenas énfasis. Es uno de lo medios para el entendimiento de si mismo y de los demás.



Cuentan los eruditos de la Tradición occidental, que hacia el año 1200 o Siglo XI, un grupo de sabios orientales y occidentales, se reunieron en la ciudad marroquí de Fez. Decidieron ofrecer a la humanidad conocimientos de ciencia y filosofía, referentes a la Consciencia divina. Sabiduría hermética que se perdió, en la quema de la gran biblioteca de Alejandría, y a que esos sabios la que llamaron: las “Claves Mágicas de la Consciencia” Taro; Rota, Ator, etc.

Esos seres Iluminados, diseñaron el Sagrado Tarot con una doble intención: Enseñanzas herméticas de la Consciencia, así como ciencia de la psicología humana, que conduzcan al autoconocimiento. Al mismo tiempo, diseñadas en un formato tal, que pasaran inadvertidas para los grupos humanos radicales, que imperaban en la sociedad oscurantista de los siglos X y XI y siguientes. Para preservar su gran sabiduría, mediante un velo aparente, de manera que aquellos que no las desearan o que las repudiaran, por principios intelectuales, religiosos, o políticos, las respetasen íntegramente, al considerarlas un juego inocente.

Asimismo, deseaban dichos Adeptos, proporcionar un instrumento sencillo, que instruyera a los individuos, al acceder a dichas enseñanzas, de forma que proporcionaran cambios psicológicos y estructurales en sí mismos. De esa forma, ayudaban a los candidatos a penetrar en los senderos del autoconocimiento e Iniciación en los Misterios de la Sabiduría Secreta de la Consciencia humana. Nace entonces los Emblemas del Tarot, la quintaesencia de las divisas simbólicas. Una sabia y eficaz herramienta, que pudiera pasar inadvertida a las autoridades seculares, al tiempo que proporcionaba un instrumento de saber, que instruía a la subconsciencia de los individuos, de modo que pudieran sembrar cambios en los seres humanos, y por ello a la humanidad. El Tarot es una Baraja de 78 Emblemas o Imágenes enigmáticas, con principios ocultos, cuya simbología crea y forma nuevos individuos. También son conocidas por el Libro de Thot, origen de la sabiduría egipcia. Las Claves, Cartas, Emblemas o Imágenes del Tarot, están divididas en dos categorías. En todo el conjunto se representan Principios cabalísticos de mucha importancia y sabiduría interior. Los 22 Arcanos Mayores, representan cada una Letra del Alfabeto Arameo y Hebreo, también llamado Cuadrangular, o de la Llama.

El siguiente grupo está compuesto por 56 Emblemas, llamados Arcanos Menores. Estos describen los Cuatro Mundos de la Creación, según las enseñanzas Qabalísticas, representado por los Cuatro Palos y 10 grupos de cada Objeto o Palo, así como cuatro Cartas llamadas de “Corte” que se componen de un Rey, una Reina, un Caballero, Un Paje, o una Princesa. Todos y cada uno de los subgrupos, nos relatan los cuatro niveles creativos de la Consciencia. Esas Cartas guardan muchas correspondencias con los juegos de mesa de las cartas tradicionales, que copiaron los símbolos de las originales, pero no sus colores, ni todos sus contenidos.






El rico simbolismo y su construcción, hacen de los 78 Emblemas del Tarot, uno de los mejores instrumentos para la verdadera educación oculta y espiritual que ha conocido el ser humano. Para extraer la sabiduría escondida en uno mismo.
La Tradición mística y hermética propone que se deben colorear las propias Claves. Cuando eso se realiza, ellas toman algo de nuestra personalidad. Llegan a ligarse a nosotros. El trabajo de pintar demanda atención concentrada y la vibración que emiten, se imprimirá e incorporará en nuestras células cerebrales. Las Claves del Tarot deben hacerse parte de nosotros mismos. Desde lo más sutil a lo más denso; desde las células de los pensamientos e imágenes, a las de la carne y sangre. Se ha exagerado el énfasis en los poderes de adivinación del Tarot, por parte de personas desconocedoras, de los Misterios Esotéricos y Espirituales del Tarot cabalístico. Es una enseñanza que se debe conocer y aprender a través de la investigación, estudio y práctica en uno mismo.
Los Maestros de la Doctrina Secreta, recomiendan que la adivinación no se realice a los demás, sino solamente sobre uno mismo, ya que cada ser humano, en sus distintos niveles de Consciencia, tiene una visión de los aspectos personales, muchas veces alejada de la realidad del consultante.

 
 
Grupo de Estudios EJUD”, le invita a conocer esta maravillosa y sabia enseñanza cabalística. Pues a través del Árbol de la Vida y del Tarot, puede llegar a extraer de sí mismo, todo el conocimiento y sabiduría que sobrelleva en su propia Consciencia.

“Un preso privado de libros, solo con el Sagrado Tarot y sabiendo usarlo, en pocos años sería capaz de adquirir una ciencia universal, y conversar con doctrina inigualable y elocuencia inagotable…..” Eliphas Levi.

Horario de las clases de 19 a 21 horas, los miércoles, jueves y viernes para los conocedores del Tarot.

GRUPO DE ESTUDIOS EJUD

BARCELONA, ESPAÑA
TEL. +34 649 895 291
RONDA GENERAL MITRE, 232 BAJOS